Discriminación Laboral. Definición, Tipos y Cómo Erradicarla

Discriminación Laboral

Es la situación en la que se perjudica a un trabajador por su condición física, social, cultural y de género, en comparación con el resto de sus compañeros. 

Ocurre cuando al afectado le pagan menos, lo tratan mal, lo excluyen, no lo dejan crecer profesionalmente o se denigran sus habilidades y capacidades por tener alguna diferencia notable.

Existen varios tipos de discriminación e identificarlos ayuda a evitar consecuencias para las empresas, pero sobre para crear una sociedad en la que tener una diferencia física, emocional o intelectual, no implique menores oportunidades laborales. 

Tipos de Discriminación Laboral

Hay muchas razones por las que desafortunadamente la gente es discriminada, y la mayoría están relacionadas con su aspecto, ya sea por su forma de vestir, de comportarse, sus rasgos físicos, como luce su cuerpo, etc. 

1. Nacionalidad u origen étnico

Normalmente tener una persona de otro lugar en la compañía es interesante, pero hay algunas nacionalidades y orígenes étnicos que son señaladas por lo mismo, como los indígenas, afrodescendientes y asiáticos. 

Esto dificulta la integración de los empleados y la diversidad en la empresa. Además, es una situación estresante para quienes llegan a un nuevo país o ciudad y no pueden adaptarse. 

2. Género

Sobre todo hacia las mujeres, que están constantemente en desventaja exactamente por ser mujeres, estar embarazadas y ser madres. De hecho, hay un término ya conocido como brecha salarial que se refiere al bajo salario que reciben en comparación con el de los hombres. 

No solo se da de jefes a empleadas, también pasa cuando compañeros hombres hacen comentarios sarcásticos, bromas pesadas o chistes hacia las capacidades de una mujer. 

3. Edad

A trabajadores muy jóvenes o muy grandes (según las edades que se consideran adecuadas para trabajar). En ambos casos se duda de sus habilidades, en los primeros por falta de experiencia, y en los segundos porque se les considera anticuados o desactualizados. 

Así, algunas empresas justifican que les dan malos salarios y jornadas de trabajo más largas, pero en realidad se aprovechan de su situación vulnerable de dinero. 

4. Maternidad

Se deriva de la discriminación de género, y como su nombre lo dice, está totalmente dirigida a las madres. De hecho, desde las entrevistas a las mujeres se les suele preguntar si piensan embarazarse y si es a corto o mediano plazo. Su respuesta puede determinar que les den o no el puesto. 

Cuando se convierten en mamás dejan de ser consideradas para algún ascenso, e incluso las pueden bajar de categoría porque se piensa que sus actividades de madre interfieren en las de sus tareas laborales. 

5. Religión

Aunque ya no es tan común como antes, sigue pasando que algunos candidatos son descartados por la religión que practican.  Incluso entre compañeros hacen distinciones hacia quien tiene una creencia diferente.

6. Ideología

Parecida a la anterior,  se excluye o evita a una persona del grupo por tener ideologías distintas a las de la mayoría. Esto impacta en las oportunidades que reciben, y frena su crecimiento. 

Un ejemplo es cuando se molesta o desfavorece a un colaborador por pertenecer a un sindicato. 

7. Orientación Sexual

Se hace distinción a personas que tienen preferencias sexuales distintas a lo socialmente normal, es decir que no son heterosexuales (que les gusta alguien de diferente género), y son homosexuales (que les gusta alguien de su mismo género). 

Y aunque esta ya no es una causa tan común de discriminación en las empresas, porque de hecho algunas marcas aseguran ser aliados de la comunidad LGBT+, siguen habiendo prejuicios y comentarios ofensivos contra trabajadores de colectivos homo o transexuales. 

8. Estatus Social

Una compañía privilegia a los que tienen una mejor situación económica y por lo tanto, son más cercanos a puestos altos como los de dirección, y da funciones que considera menos valiosas a personas de sectores más humildes. 

Una muestra de esto es cuando se da preferencia a un candidato por venir de una universidad privada que a uno de universidad pública, sin poner a prueba sus habilidades. 

9. Enfermedad o discapacidad

A profesionales con alguna discapacidad se les ve como menos aptos o con menos capacidades y fortalezas para desarrollar sus tareas, y suele dárseles puestos menos importantes o de plano no dárselo.  

Un caso del pasado relacionado con enfermedades, fue cuando en los años 80 no se contrataba a personas con sida porque se creía que podían contagiar a toda la oficina. 

10. Acoso Sexual

Aunque el acoso sexual en el trabajo no es una causa de discriminación, ignorarlo si puede considerarse como una forma de, pues es pasar por alto una situación que pone en peligro y vulnerabilidad a la víctima, que casi siempre es mujer.

Detectarlo y atenderlo de inmediato es obligación de la empresa, para proteger a todo su personal de un entorno de desventaja y violencia de género. 

Como se mencionó en algunos puntos anteriores, hay algunos tipos de discriminación que ya no son tan frecuentes, sin embargo, esta situación en los trabajos es algo que se repite constantemente, según dicen las estadísticas. 

Estadísticas de discriminación laboral

Según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), donde más se discrimina es en el trabajo con 49.3% del total de las denuncias recibidas, siendo los derechos al trato digno, al trabajo y a la igualdad de oportunidades los más violentados. 

De 2012 a 2022 se registraron 8 mil 113 quejas de presuntas acciones discriminatorias, y sus principales causas eran por discapacidad (mil 778 denuncias), condiciones de salud (mil 358 denuncias) y apariencia física (988 denuncias). 

De las más de 8 mil denuncias, 5 mil 705 (70%) fueron a personas particulares y 2 mil 408 (30%) a servidores públicos o federales. 921 del total de expedientes fueron por mujeres embarazadas y 76 por madres de familia. 

Para 2017, una encuesta de la OCCMundial demostró que el 64% de los profesionales dijo que en su empresa existe discriminación, y la principal consecuencia que esto deja es la falta de contratación. De ahí la importancia de tener una guía sobre qué hacer en estos casos. 

Qué hacer en casos de Discriminación

Una buena medida preventiva es contar con políticas claras de igualdad y no discriminación, pero esto no asegura que no vaya a pasar, ya que muchas veces no depende de la empresa, sino de las propias prácticas de los trabajadores. 

Por lo tanto, necesitas un plan de acción que puede consistir en lo siguiente:

  • Diagnosticar la situación: Para ello debes tener claro las formas de discriminación, corroborar dónde está pasando el problema e investigar con el personal.  
  • Visibilizar la problemática: Una vez detectado, es importante que hables de la situación con todos. Esto dará el mensaje de que estás alerta y que es un tema delicado que no puede seguir. No es necesario dar nombres porque no se trata de evidenciar, sino de explicar porque esto es prohibido y sus consecuencias en la empresa y las personas. 
  • Difundir las consecuencias y políticas a tomar en cuenta: Una vez más para dar a conocer porque no se toleran situaciones así en la empresa por su mal impacto, y reforzar un entorno de empatía e igualdad y equidad. 
  • Cambiar la estructura de la organización: Ya que sabes donde esta el problema es momento de trabajar en él para desaparecerlo. Si quieres un lugar de trabajo inclusivo debes cuidar esa parte. 

Una recomendación para lograrlo es certificarte en la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación. Sirve para organizaciones públicas y privadas, y les ofrece un estilo laboral de igualdad e inclusión

Por suerte esta no es la única medida preventiva que puedes usar, hay otras formas de evitarlo. 

Tips para prevenir la discriminación en las empresas

  • Establecer normas claras:  Ser específicos en cuanto a lo que se considera discriminación dentro de la empresa y cuales son las reglas para respetar a todos los integrantes. 
  • Abarcar todos los actos discriminatorios: Describirlos todos para que el personal esté informado y sepa identificarlo. 
  • Establecer un protocolo para las denuncias: Para que quien sufra de esto sepa que hacer, y se siente seguro de que habrá medidas que lo protejan.
  • Capacitación adecuada: Con el apoyo de recursos humanos, capacita a tu personal para evitar situaciones de vulnerabilidad e inequidad entre compañeros.

Además, puedes apoyarte de instituciones como la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET), que orienta, asesora y defiende gratis a cualquier empleado que tenga un problema. 

PROFEDET y su Papel en la Erradicación de la Discriminación Laboral

La PROFEDET tiene por objetivo eliminar la discriminación laboral para conseguir igualdad de oportunidades a trabajadoras y trabajadores. Por eso, apoya a las víctimas frente a los patrones, o a quien los violente en el trabajo. 

En su página de internet puedes encontrar una guía con definiciones, conceptos y más información sobre todas las herramientas que ofrecen. Además , tiene un apartado específico en el que hacen un resumen de qué dice la ley sobre los derechos de las personas que laboran. 

¿Qué Establece la Ley ante la Discriminación Laboral?

En esta parte resalta mucho las cosas que tienen prohibido hacer tanto los empleados como los jefes. Entre estas encontramos:

  • Prohibido a los trabajadores: Acosar sexualmente, atacar o incomodar a cualquier persona dentro de la empresa. 
  • Prohibido a los patrones o directivos: Hostigar y acosar a cualquier persona que trabaje ahí.

 


Artículos recomendados

Qué es la violencia laboral y cómo evitarla

Conoce qué es la precariedad laboral y cómo combatirla.

Author

  • Angel Solis

    Soy escritor y empresario con más de 10 años de experiencia en temas relacionados con la gestión laboral y empresarial. Mi deseo es transmitir lo que he aprendido para ayudar a más directivos, gerentes y dueños de negocios.

Deja un comentario