Como Renunciar a un Trabajo sin Quedar Mal

cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal

Renunciar es una decisión que no debe tomarse a la ligera y por supuesto debe ser algo que decidas por ti mismo, esto debe ser voluntario y nadie debe obligarte a hacerlo por ningún motivo.

Así que si tu renuncia es definitiva y voluntaria, es momento de pensar en que procede, como el cómo comunicarlo a tu jefe, cuando y cómo hacerlo conforme a la ley y que debes hacer durante el proceso.

Si tienes dudas sobre qué hacer, estos son unos prácticos tips sobre cómo renunciar a un trabajo sin quedar mal.

1. No te precipites, planéalo

En ocasiones el trabajo nos puede estresar o frustrar tanto que de manera impulsiva hacemos cosas sin antes analizarlas, en momentos como este es importante mantener la calma y no dejarse llevar por las emociones. 

Algo que te puedo aconsejar, es primero pensar si es el momento apropiado para dejar tu trabajo, dentro de esto considera el tema económico y si ya tienes otras opciones de lugares en los que puedes obtener una oportunidad para trabajar. 

Siempre evalúa los pros y contras de tu situación actual y si una vez que lo hayas hecho estás decidido que la renuncia es tu mejor opción, hazlo de la manera correcta.

Revisa tu contrato laboral para hacerlo conforme a la Ley

Infórmate sobre los derechos y obligaciones que tienes al momento de renunciar, es crucial que revises tu contrato laboral para verificar si no tienes que cumplir con un tiempo laborando para poder renunciar o con alguna otra especificación.

Algunos contratos de trabajo pueden tener una cláusula sobre las renuncias y si se encuentra en este documento que firmaste debes apegarte a ello, puesto que son políticas de la empresa y deben cumplirse.

La ley federal del trabajo en México no obliga a dar un aviso de renuncia o no cuenta con especificaciones para hacerlo, es por esto que la relación laboral puede terminarse en cualquier momento por decisión del empleado y el patrón o empresa debe estar de acuerdo.

2. Acuerda una cita con tu jefe directo y comunícaselo

Cuando se trata de esta situación debes ser directo y nadie más que tú debe informar sobre tu renuncia, así que algo que tienes que hacer es agendar una cita o reunión con tu jefe directo o el encargado de recursos humanos para dar el aviso.

Cualquiera de los dos que te acabo de mencionar deben ser los primeros en saberlo, ya que es lo ideal para que la transición no se vuelva tensa o incómoda o los jefes se enteren por alguien más y no por ti.

En el caso de que tus motivos para renunciar sean por acoso, violencia o maltrato, tienes que acudir al departamento de recursos humanos o realizar la denuncia correspondiente.

Avisa con al menos dos semanas de anticipación, esto le dará tiempo a la empresa de buscar un reemplazo para tu puesto y a ti para terminar pendientes y/o capacitar al nuevo empleado.

3. Presenta tu renuncia por escrito

 La ley no especifica una manera de presentar una renuncia, incluso se admite la renuncia oral, pero lo ideal es escribir una carta de renuncia para presentarla al momento de la renuncia. 

Esta carta se agregará a tu expediente dentro de la empresa y servirá como constancia de que fue tu voluntad terminar la relación laboral. No olvides también guardar una copia para ti en caso de algún inconveniente.

¿Cómo Redactar una Carta de Renuncia (contenido)?

Como esta carta no está establecida por la ley, es más que nada una formalidad, el formato es libre, pero debe contener al menos esta información:

  • Declaración expresa de la renuncia y que esta es totalmente voluntaria.
  • Fecha en la que se hará efectiva tu renuncia, es decir, la fecha del último día que acudirás a la empresa.
  • Motivos de la renuncia, no necesariamente deben ser tan específicos, es tu decisión cómo expresarlos. 
  • Agradecimiento, esto es totalmente voluntario, es un requerimiento más de cortesía.
  • Datos y firma del trabajador.

Ejemplo de Carta de Renuncia Voluntaria

Lugar y fecha

A quien corresponda

Por medio de la presente le comunico que por convenir así a mis intereses particulares, con esta fecha he resuelto dar por terminada voluntariamente la relación laboral y/o contrato individual de trabajo que me unía con usted(es) en términos de la Fracción I del artículo 53 de la Ley Federal del Trabajo.

Le manifiesto expresamente que durante el tiempo que presté mis servicios, nunca sufrí riesgo de trabajo alguno, de igual modo a la fecha no se me adeuda prestación alguna de ningún tipo, y por último y en virtud de esta renuncia voluntaria no me reservo acción o derecho que ejercitar de ninguna naturaleza en el futuro, ni en contra suya ni de su negocio, ni de su representante legal, ni de ninguna otra persona que hubiere sido mi patrón.

 

ATENTAMENTE.

(Nombre y firma del Trabajador)

TESTIGO                           TESTIGO

_________________        ___________________

      Nombre y firma                   Nombre y firma

 

4. Planea y termina todos tus pendientes

La idea de avisar con tiempo sobre tu salida de la empresa es que puedas ocupar el tiempo para terminar todos los pendientes que aún tengas hacia esta, también para recoger tus cosas o desocupar el espacio que tenías asignado.

Si hay actividades que no te dará tiempo concluir, realiza el reporte para que quien te sustituya, sepa esto y las termine cuando comience a trabajar. Cumple con tus funciones, sé responsable y trabaja profesionalmente hasta el último día. 

5. Capacita a un suplente de forma sincera y profesional

Si en el tiempo que te queda te lo solicitan capacitar a la persona que va a sustituirte, no estaría mal que ayudarás con ello, aunque no es una obligación. Si no lo deseas o no crees que de tiempo te aconsejo lo siguiente:

  • Asegurarte de dejar todo muy bien organizado, tanto en el espacio de trabajo como en las actividades a realizar. 
  • Una buena idea es hacer un manual o registro de los archivos y tareas pendientes. 
  • Realiza un documento o archivo en donde se encuentren todos los accesos, contactos y/o contraseñas necesarias para trabajar. 
  • Si tienes oportunidad de conocer al nuevo empleado antes de irte, puedes compartirle algunos trucos o consejos para realizar sus actividades e incluso para adaptarse rápidamente.

6. Recolecta tus objetos e información personal

Asegúrate de dejar en orden tu equipo o espacio de trabajo, eliminar o tirar cualquier archivo o documento innecesario o de carácter personal. Si llevaste algún artículo propio para ambientar tu espacio que tampoco se te olvide

En el caso de contar con información propia, transfiérela y bórrala de donde la tengas y es muy importante que nunca te lleves información propia de la empresa, siempre respeta las cláusulas de confidencialidad.

7. Solicita tu carta de recomendación y finiquito

Antes de irte y si todo se está dando en buenos términos, no estaría mal que pidas algunas cartas de recomendación laboral. 

Estas no necesariamente deben ser documentos formales de la empresa, puedes solicitarle a tu jefe o a compañeros de otras áreas que escriban sobre tus habilidades y experiencia laboral. Te servirán mucho para tu siguiente empleo.

Aquí te enseñamos cómo hacer una carta de recomendación.

Y lo más importante, si ya hemos hablado de las obligaciones de tu parte hacia la empresa, no olvidemos de las que tiene esta hacia ti, ya que la ley menciona que el empleado al momento de renunciar voluntariamente tiene el derecho de recibir el pago de finiquito.

Este pago de finiquito debe incluir por lo menos lo correspondiente a 15 días de aguinaldo, 6 días de vacaciones, prima vacacional y salarios o pagos que se encuentren pendientes, así que con esto puedes hacer tu cuenta aproximada de cuánto debes recibir. 

En nuestra calculadora para Finiquito puedes sacar este dato gratis y en línea.

8. Antes de irte, despídete cordialmente y agradece

Una vez que hayas concluido con todo no olvides despedirte y dar las gracias por la oportunidad de trabajo, porque aunque hayas tenido algunas diferencias, todos los empleos nos dejan experiencias y aprendizajes. Así que siempre agradece.

Principales razones por las que los mexicanos renuncian a su empleo

Dos de las principales razones por las que los mexicanos renuncian son totalmente diferentes, una es porque han encontrado un empleo mejor remunerado y la otra es por la mala paga o malos tratos que algunas empresas dan.

Aunque también existen otros motivos como son:

  • Riesgos potenciales en el trabajo
  • Retomar estudios para una mejor oportunidad
  • Embarazo o matrimonio
  • Conflictos laborales
  • Lejanía entre lugar de residencia y el lugar de trabajo

Tomar la decisión de terminar la relación laboral actual no es sencillo, pero si es algo que se debe pensar con la cabeza fría y no solo hacerlo por impulso, te lo digo por experiencia, no es buena idea hacerlo sin antes tener un plan.

Prepárate y planea todo con calma, de este modo todo terminará bien y podrás buscar o entrar a un nuevo empleo con toda la actitud y experiencia que todo esto te ha dejado.


Artículos relacionados

Cómo imprimir tu CURP original

Qué es la renuncia voluntaria

Deja un comentario

Ilse Zamora

Mi nombre es Ilse del Rio. Me he capacitado en gestión de negocios, empresarial y personal. Me encanta escribir  temas que ayuden a entender más sobre cómo gestionar una nomina, prestaciones de ley y recursos humanos.